Reseña Histórica
RESEÑA HISTÓRICA

En 1847 cuando el país era gobernado por Ramón Castilla y Marquesado, se funda el Hospital de Huancayo un 05 de Julio (otros mencionan el 14 de Julio), que debió llamarse “San Ramón”, quién tenía mucho apego por esta zona del Valle del Mantaro,pues, en la Capilla La Merced se abolió la esclavitud; según la monografía Eclesiástica de “ Junín y Huánuco” publicada en 1934 por el Monseñor Francisco Berroa, el costo de dicho Hospital fue de 1,756 pesos y 6 reales, contribuyeron para la construcción del local la población, los vecinos más notables, diversas instituciones y los campesinos de todo el Valle del Mantaro, estos campesinos pagaron unos impuestos denominados tomines consistente en 05 centavos; él área del hospital abarcaba más de dos hectáreas y en un inicio es administrado por la municipalidad de Huancayo, luego en 1854 por la Beneficencia Pública de Huancayo (SBPH) la cual se fundó posteriormente; los límites del Hospital eran amplios ocupaba el actual Jr. Puno y la Av. Huancavelica, entre las intersecciones del antiguo Jr. Callao actualmente Paseo La Breña, el Jr. Junín y el Jr. Cuzco; cuando se inaugura el Jr. Puno, deja la parte norte con una arboleda. Pero la falencia económica era el común denominador en el hospital tal es así que muchos honorables de Huancayo y muchas comunidades del valle decidieron colaborar con el mantenimiento del Hospital, por ejemplo Don Mariano Giráldez, Juan Carvo como diputados lucharon para que varios impuestos pasaran al hospital para su mantenimiento al igual que muchas comunidades donaban alimentos.

En plena guerra con Chile el 5 de Febrero de 1882 Huancayo fue ocupado por tropas chilenas, posesionándose de domicilios particulares, entre ellos el Hospital fue ocupado por los “Carabineros de Yungay” del Ejército Chileno, después de las victorias de Pucará, Marcavalle y Concepción, razón por la cual se le consideró Hospital Militar recibiendo 500 billetes (libras peruanas) para su sostenimiento de un total de 1500 que recaudó con tal fin; ya retirados los chilenos, el hospital volvía a brindar sus servicios. El Médico Dr. Demetrio Gálvez no cobraba sueldo, pues el apoyo del gobierno era ínfimo, la Beneficencia apoyaba en lo que podía, más los ciudadanos y las personas justas eran los que realmente sostenían al hospital.

En 1908 pasan a prestar sus servicios las Madres Franciscanas bajo la advocación de la “Virgen del Carmen” por contrato. Pero los problemas continuaban, Don Manuel Sauri como Presidente de la Beneficencia realizó mejoras en el hospital, es la época de la peste bubónica, del tifus, como la de Sicaya donde incluso se quemaron casas con pacientes y parientes dentro hasta hace poco se veían los signos de las casas incendiadas. En el año 1919, la atención precaria que brindaba el hospital motivó la crítica periodística, que llevó posteriormente a nombrar al primer inspector del Hospital recayendo en la persona del Sr. Humberto Costa Locraix, quién tendría como función principal superar estos percances.

La Sanidad Militar ocupo ambientes del Hospital “El Carmen”, en la década del 20 al 30 para la atención de sus pacientes y esto redundo en beneficio de los demás pacientes, Benjamín Gutiérrez, José Solimano y Julio Badaracco apoyaron al hospital, así como Moisés Marinovich, Federico Martinell, el Dr. Guillermo Arozemena.

Don Félix Linares dono la sala de niños para el hospital, Don Humberto Costa Lacroix obtuvo diversos donativos como los de Taylor, Fiori, Dorregaray, Priale, los hermanos Klescovich, Alfaro, Mario Ruiz, etc. el Dr. Emilio Bravo y el Dr. Gutiérrez eran los encargados de la Dirección.

En 1933 Huancayo se convierte en la capital del Dpto. de Junín con mucha tristeza para los Jaujinos y los de Cerro de Pasco; se dio por cuestiones políticas y económicas, recordemos que se vivía la época del crac mundial y los comerciantes Jaujinos estaban en crisis al igual que los de Pasco, sin embargo muchos de ellos apoyaban a la aristocracia gobernante de Leguía y Huancayo apoyaba a Sánchez Cerro y al APRA que eran grupos populares y rivales en cada época.

En 1940 la Beneficencia alegando que los títulos del Hospital se habían perdido en la nefasta guerra del pacífico, pide el título supletorio de todos los terrenos en vista que ellos administraban dicho hospital y sin costarles ni un sol se volvieron dueños de todos los terrenos del hospital.

Sin embargo, la pobreza del hospital era patente, el Dr. Luis Hanza ofreció mantener una sala, la Sociedad Industrial de Huancayo 2 salas y el Dr. Bravo una sala. El Dr. Lisandro Menéndez presto íntegramente su presupuesto para evitar que el hospital cierre. El Dr. Darío Gonzáles Ledesma se hizo cargo del servicio externo y posteriormente es nombrado como Director hasta 1963, en esa época Ricardo Tello Devoto era secretario de la Beneficencia, pero los benefactores del hospital eran muchos Don Benigno Peñaloza, Leonor Lecca, Cristina de Heroid, Genaro Ingunza, Lidio Monilardi, Luis Hanza, Tino Balarin, etc.

Los accidentes y enfermedades de la población Huanca eran resueltos en este antiguo hospital, tal como sucede actualmente. En 1938 el Dr. Adolfo Romero Estens, era homenajeado por su filantropía. En 1941 se decide construir un nuevo hospital con un presupuesto, al cual todos apoyaron, principalmente la Beneficencia y así nacería el Hospital Daniel Alcides Carrión en terrenos de la comunidad de Cajas Chico el cual tuvo dos inauguraciones en 1954 y en 1958.

El 18 de Julio de 1943 siendo presidente de la República el Dr. Manuel Prado U. y el Ministro del ramo Dr. Constantino Carvallo fue inaugurado a través de la Dirección de Salubridad, el Dispensario Antituberculoso, en los terrenos de la parte norte del hospital, cruzando el Jr. Puno. El 5 de Julio de 1946 se instituyó el primer sorteo de la lotería de Huancayo con el único propósito de apoyar al hospital “El Carmen”, hasta hoy todos pueden visitar el hospital y no se sabe dónde está dicho apoyo, ignorándose hasta la actualidad el destino de estos fondos recaudados bajo esta justificación, para 1947 año del terremoto de Satipo, selva del departamento de Junín, el vetusto hospital atendió a los damnificados.

Don Guillermo Almenara a nombre del IPSS tuvo la intención de comprar los terrenos adyacentes al hospital “El Carmen” que habían sido cortados por el Jr. Puno, para construir el Policlínico del IPSS de Huancayo, incluso se realizaron documentos de compra venta, pero no se plasmo, el proyecto llegó a decir que en dicho terreno se edificaría un moderno policlínico y que el terreno bastaba y sobraba. Es así, como siempre el Hospital “El Carmen” trato de subsistir pese a las adversidades que se le presentaba por el poco presupuesto que se le asignaba año a año, iniciando más tarde los trabajadores una lucha sin desmayos ni claudicaciones con el único objetivo de obtener el paso a la administración del Ministerio de Salud para no tener que mendigar sus pagos mes a mes a sus sacrificadas labores y atenciones. A principios de 1958 el Dr. Sánchez Moreno llegó a Huancayo para dar funcionamiento al nuevo Hospital Daniel A. Carrión que posteriormente pasaría al Ministerio ya que la SBPH no era puntual con el pago de los trabajadores, al verse perdidos los de la Beneficencia volvieron nuevamente sus ojos al viejo hospital “El Carmen” ya conocido como el “Hospital de los Mendigos” por ser de la beneficencia; en 1978 por Decreto Supremo 002-78-S.A. el viejo hospital “El Carmen”, quién nació y creció con Huancayo paso a depender del Ministerio de Salud en toda su integridad a sus 131 años, quién supo erguirse como un sobreviviente, longevo y náufrago para el beneplácito de todos, principalmente de los trabajadores quienes aceptaron gustosos en aras de mejor futuro y bienestar; debemos señalar que el mencionado Decreto cuenta con cinco artículos de los cuales en de sus artículos obliga a la beneficencia a dotar de sus recursos al hospital, sin embargo, lejos de cumplir con este propósito en 1997 la beneficencia decide construir su local institucional en los terrenos del hospital en lugar de apoyarlo, vía argucias de carácter judicial enfrentándolo frontal y soterradamente, olvidándose que todo se lo debe al Hospital el año 1998 las propias autoridades de la Dirección Regional de Salud de Junín encabezados por el Dr. Pablo Ernesto Gutiérrez Maraví y Judith Chávez bajo presiones de orden político ordenan la entrega de una parte de los terrenos del lado norte del hospital, donde actualmente se ubican programas preventivo promocionales y consultorios externos a favor de la Sociedad de Beneficencia de Huancayo, a los directivos del hospital quienes inclusive, pretendieron cumplir con este acto; pero una vez más un grupo de trabajadores plenamente identificados con su institución obstaculizaron dicha acción haciendo una cadena humana en el portón de acceso no permitiéndoles el paso tanto a los Directivos de la DISA como a los de la Beneficencia.

Posteriormente el 14 de Diciembre de año 2000, nuevamente frente a una orden Judicial de desalojo, del terreno en disputa, organizados bajo un Frente de Defensa, los trabajadores en su conjunto, con una decidida participación, por segunda vez, evitaron este desalojo atrincherándose en el Jr., Puno entre las intersecciones de la Av. Huancavelica y Jr. Junín, en defensa irrestricta no solo del patrimonio del hospital, sino también, del derecho y acceso a la salud del pueblo de esta parte de la región centro del país, iniciándose un nuevo compromiso de velar por su integridad física y buscar su desarrollo frente a la modernidad y prestar un servicio digno del trabajo que se realiza en defensa de la salud.

Recientemente mediante Ley N° 28826 se transfiere a título gratuito a favor del Ministerio de Salud los terrenos de la Sociedad de Beneficencia Pública de Huancayo ocupados por el Hospital El Carmen de la siguiente manera:
2.El terreno y edificaciones del Hospital El Carmen ubicado en el Jr. Puno, con un área de 6,892.90
3.El terreno y edificaciones del Dispensario Médico de salud con un área de 1412.62

Finalmente debemos señalar que hoy en día el hospital bajo la dirección de sus Directivos y personal en general vienen adoptando nuevas medidas de gestión administrativa moderna con enfoque estratégico, con mejoramiento de la infraestructura física, equipos médico hospitalarios, sistemas de red de computación, implementación de consultorios externos especializados, capacitación permanente del personal entre otros; bajo una perspectiva de lineamientos básicos, en la consecución de la misión y visión acordes a las expectativas del nuevo milenio buscando un nivel de acreditación en el campo especializado, para la prevención, rehabilitación, recuperación y preservación de la salud de la región central del país.

Jr. Puno N° 911 - Huancayo - Junín